Feeds:
Entradas
Comentarios

la_encajera1

La encajera

Johannes Vermeer (1632 – 1675)

Vermeer la pintó entre 1669 y 1670, apenas mide entre 23,9 por 20.5 cm. Lo que cautiva de esta obra es el efecto que causa en el observador. Pareciera que uno está ahí, enfrente de la encajera, en el mismo cuarto. Ella no se da cuenta de nuestra presencia, está totalmente concentrada en coser. A Vermeer le gustaba retratar a personas ordinarias en tareas del día. Entrar a la intimidad de su cotidianeidad. Es un mundo que podemos ver pero al que no tenemos acceso. Podemos ver los hilos blancos que tiene entre las manos, pero no los podemos tocar.

Hacer encajes, profesión femenina en la Holanda del siglo XVII, símbolo de delicadeza, virtud, precisión en los detalles. Sólo una mujer lo podía hacer. ¿El pequeño libro que está al lado de ella es una biblia? Puede ser. La habilidad en las tareas domésticas y la castidad quisieran ir de la mano.

Renoir y Van Gogh lo consideraban uno de los cuadros más bellos jamás pintado.

Observa, mira… ¿Cuántas veces has podido penetrar con seguridad en la intimidad del otro?

2008

640x480-img_25291El año  aún no se termina pero ya puedo, con seguridad, dilucidar sus momentos más significativos. Claro, a un nivel personal. Espero que los días restantes del 2008 sean muy tranquilos y sin muchos sobresaltos, quiero empezar el 2009 con visión y energías renovadas.

Momentos inolvidables: El viaje a mi país en 2007-2008, las reuniones con mis amigas (os), en México y aquí. Claro, mi estancia en el barrio bravo de Sneinton. Estar en primera fila viendo a Smashing Pumpkins.

La palabra que sigo sin poder pronunciar de una forma correcta: Gnösjö

Momentos que edificaron: Las lecturas que sobre el postcolonialismo que realizé este año. Con gran cariño recuerdo las horas leyendo a Chandra Talpade Mohanty.

Lo peor: mi insomnio, mi resistencia a escribir, ver la degradación en todos los sentidos que hay en mi país. México me duele y me duele mucho.

El momento de mayor desesperación: Yo afuera y Víctor adentro del baño. Yo afuera sin saber que hacer mientras Víctor comía pasta de dientes. Y Leviticus buscaba tranquilamente unas pinzas para abrir la puerta…

El soundtrack de 2008: The Revolts, The Fashion, Smashing Pumpkins (como religiosamente lo es desde 1994), Slagsmålsklubben, Santogold, Rilo Kiley, Polarkreis 18, La Orquesta de Pérez Prado, Neil Young, Matisyahu, Les Savy Fav, José González, Gossip, Good Shoes, Familjen, Los Dynamite, Arcade Fire, Yeah Yeah Yeahs, SpokFrevo Orquestra, Emiliana Torrini, El Gran Silencio, Bloodgroup y Uffie.

Durante este 2008 siguieron sin gustarme: Rebelde, Martha Sahagún, Luis Miguel, George Bush, el arenque, el eneldo y las alcaparras.

Las películas: Into the Great Silence (Die Grosse Stille), sin querer ser chaira, esta película me gusta más y más cada día. Tardé 8 meses en verla completa, no la aguantaba, pero sus silencios, sus imágenes me inundan todo los días. Elizabeth the Golden Age.  Cuando Cate Blanchet se voltea y amenaza al embajador español, se me erizó todo el cuerpo. Paranoid Park.

05clinton1-190Ras går före kön. Eso pensé cuando me enteré que Hillary Clinton iba a buscar la nominación del partido demócrata de Estados Unidos. Y después de su derrota, y después de saber que ése país tendrá su primer presidente afroamericano, sigo pensando lo mismo: ras går före kön. La raza va primero que el sexo. Para mí, el hecho de que una mujer estuviera a punto de conseguir la nominación era secundario. Para mí, como feminista y como feminista postcolonial, la raza iba primero que el sexo.

Cuando la gente piensa que hay que apoyar a las mujeres sólo por el hecho de ser mujeres, sonrío, hasta me enternezco. Veo, río, comprendo: es el mujerismo del primer estadio hacia un feminismo pensante, es oportunismo político o es una manifestación más de un consumismo vulgar. Pero cuando columnistas de periódicos de circulación nacional, culpan a las feministas por no apoyar a Hillary Clinton o por burlarse de Sarah Palin, me asusto. Somos feministas, no mujeristas, y eso no es comprensible para muchos.

Ese mujerismo, se apropió hasta de los Estudios de Género en muchas partes del mundo. Hace poco, por cuestiones académicas, llegué a la página de una universidad privada mexicana, que es manejada por una organización religiosa. Con todo el conservadurismo que los podría envolver, ya decidieron instaurar una “cátedra de género”, como ellos mismos la llaman, aquí su presentación:

La Cátedra de Estudios de Género es concebida como respuesta a la necesidad de espacios permanentes que posibiliten la producción, reflexión y difusión teórica en la formación de profesionales, sobre la condición social, política y económica desde la perspectiva de género, particularmente en los aspectos que corresponden al empoderamiento y liderazgo de las mujeres,  y estudiar transversalmente el tema de la violencia de género.

Este esfuerzo está encaminado a contribuir a la producción, análisis y difusión de conocimientos sobre la situación de las mujeres y las relaciones de género, e incidir en la aplicación de medidas que propicien las transformaciones necesarias de las prácticas discriminatorias que impiden el pleno desarrollo de los seres humanos en igualdad de oportunidades y resultados.

Más allá de los enunciados rebuscados y kilométricos, lo que hay aquí es mujerismo y poco cuestionamiento de lo más trascendente en los estudios de Género: el poder. Éso es el centro, esa es la doxa. Sin el cuestionamiento al poder, al centro, no hay Estudios de Género. Puede haber miles y miles de libros, documentos, informes, conferencias, tesis, que hablen sobre mujeres u hombres como tales, como poseedores de un sexo, pero eso no quiere decir que entren dentro de la doxa de los Estudios de Género.

No basta en mi caso, por ejemplo,  con que yo haga estudios descriptivos sobre la condición de las mujeres inmigrantes en Suecia, de lo que se trata es develar el poder, desmantelarlo y cuestionarlo, ¿qué es? ¿qué mecanismos hacen que surga una segregación de las mujeres inmigrantes en Suecia? ¿cómo se forman, se reproducen? ¿tienen vidas cíclicas? ¿qué actores juegan un papel importante en ellos? ¿de dónde vienen estos actores? Y algo muy importante: dejar de ver a las mujeres inmigrantes como víctimas, (de hecho dejar de ver a todas las mujeres como víctimas) y asumirlas como actores cambiantes, con poder de transformación ya sea para conservar las estructuras que las reprimern o para cambiarlas. Porque la victimización también es vil mujerismo.

Fuera de todo esto, es curioso, aún la gente y algunas personas dentro de la academia, piensa que Estudios de Género trata sólo sobre mujeres, cuando es todo lo contrario: los estudios sobre masculinidad y transgénero están más vivos que nunca.

Todo esto lo pensé y lo plasmé aquí porque hace unas noches treminé de leer la biografía de la muchacha de la foto, sí, Hillary Clinton. El libro se llama: A woman in charge de Carl Bernstein. Era una biografía (mi género literario favorito) de una mujer, pero no eran Estudios de Género. Era la vida de una mujer que se dice liberal de corazón y conservadora de mente. Una mujer que después de abogar e inmiscuirse en los movimientos más liberales de su generación, se vuelve totalmente conservadora y seguidora fiel de un marido que continuamente la engaña. Una mujer que recibió el voto populista, pero también mujerista.

En el límite…

Mañana puede que esté a punto de cerrar un círculo que surgió hace un año. Después de meses de desgaste emocional y creativo puedo decir que estoy muy orgullosa del resultado final, pero más orgullosa estoy de mi misma: transgredí los límites de lo que se esperaba, de lo que se me establecía.

img_0023

La semana pasada las masculinidades que más me dejaron huella fueron dos: Mc Cain y un individuo que se llama Felipe Ferra Gómez…
El experto en Estados Unidos ( ¿empezaré ya a escribir el nombre de este país con minusculas, cómo lo hace Lú?) del periódico más importante en Suecia, Dagens Nyheter, decía el domingo que era Imponerande, impresionante, imponente que McCain siguiera en la contienda electoral después de lo mal que va en las encuestas y ante toda la serie de infortunios que lo rodea (crisis financiera, baja popularidad de Bush, el cuestionamiento internacional de la calidad moral de su país, etc, etc).
IMPONERANDE?
Por Dios, en que poca agua se ahogan, diría un infame cómico mexicano ya fallecido. A McCain no le queda de otra más que aguantarse y salir a dar la cara, él está cumpliendo con su papel, es un guión que ya todos nos lo sabemos. ¿A poco creen que iba a a dar las gracias, darse media vuelta y pasarse el resto de sus días seniles con Cindy?
¡Por Dios! El tipo es un macho, héroe de guerra, fué prisionero además, tuvo dos mujeres. Creen que “la masculinidad andando” iba a poner ojitos llorosos y decir: Thank you very much, it was a pleasure? JA -JA
Lo que más me impresiona es que un “experto en Estados Unidos” se atreva a hacer ese tipo de observaciones.
La otra masculinidad en cuestión es la de Felipe Ferra Gómez, alias “El Ferras” como él mismo dice. Medio México se ha reído de él y la otra mitad se ha escandalizado. A mi más allá de las primeras risas, lo que  me dejó el video fue un mal sabor de boca. Me dejó  un sabor a miseria, a tristeza. Este individuo muestra muy bien la pobreza de espíritu y la pobreza material en que viven millones de mexicanos. Pero también es un macho que al estilo de McCain tenía que cumplir su papel: cuidar el honor de su familia, de su madre y hermana. Es otro macho, de otra clase social y de otra raza, pero al fin y al cabo es ÉL, HAN, HE, Normen.
Y para añadirle dos o tres piquetes más a mi tristeza estaba el origen del individuo. Es la misma región en la que yo crecí, es el acento con el que a veces hablo, es el acento de una gran parte de mis conversaciones familiares.
Nunca he conocido gente más jacarandosa, fogosa y espontánea como los veracruzanos y El Ferras no es la excepción.
Por lo demás esta semana me la paso escuchando a Patty Lee . . .

El sábado pasado Leviticus y yo decidimos ver un poco de televisión. Casi no lo hacemos, la verdad es que nos cansamos rápido de ver tele, además la televisión que tengo no es sólo de apretar un botón y ya, conlleva otras acciones que me dan mucha pereza…

Resulta que decidimos prenderla y cual va siendo nuestra sorpresa que Sveriges Televison (SVT), la cadena principal de televisión sueca tenía como tema semanal: PORNOGRAFÍA. Tema interesante, asunto candente, auditorio demente…

Entre otros programas como un documental sobre Garganta Profunda y la película Boogie Nights, transmitieron un documental llamado: Popwhore: a new merican dream.

Desde que empezé a verlo me atrapó. Simple y sencillamente es la historia de una mujer republicana, miembro de la iglesia episcopal, madre de dos y esposa que un día se queda sin nada de dinero, pero cuando digo nada es NADA, y ella y su esposo deciden que para salir de la miseria lo mejor es entrarle a la industria de la pornografía. El acuerdo fue este: ella actuaba y el producía las películas. Y no es que ellos dos tuvieran sexo, no, no , no, ese no era el chiste. Lo verdaderamente transgresor es que ella tiene sexo con diferentes personas, hombres y mujeres, que eran contratados expresamente para sus películas.

Entre varias finuras que el documental muestra, hay escenas en las que Tatum habla con diferentes personas (modelos) y les dice cuanto paga ella por película, claro, se paga más sin condón que con condón. En otras escenas llora y dice que no sabe como reaccionarán sus hijos cuando sepan la verdad. En una más, ella se pelea con su esposo y le reclama que porque le llama Tatum, que ella no es Tatum para él, que ella es su esposa y que tiene su propio nombre.

Lo más aterrador del asunto fue la política que rodea a esta historia. Esta pareja se quedó hace años atrás en la calle, hasta el cuello con deudas y sin poder pagar la cuenta hospitalaria de Tatum (la habían operado). Después de agotar todas las posibilidades y de haber, sin éxito, convencido al papá de Tatum que les prestara dinero, ellos juraron que jamás volverían a ser pobres y se embarcaron en la carrera pornográfica. Más adelante en el documental ella dice que es republicana porque sus principios son los mismos que ese partido político predica (¡!) y por supuesto ella admite haber votado por Bush.

Tatum no puede hacer el más mínimo y pequeño análisis político: es su partido el que la dejó así, pobre y sin posibilidades de un trabajo más digno. Es el partido republicano, con su conservadurismo el que endurece las reglas contra la pornografía y son ellos, paladines del libre mercado los que quisieran destruír cualquier ayuda social.

PORNOGRAFÍA

Hace un año leí una tesis al respecto muy interesante. Una chica que se preguntaba si había o no la posibilidad de crear pornografía feminista. Su respuesta fue NO. La pornografía se basa en la degradación sexual de un ser humano por parte del otro y el placer que esto conlleva. El sexo femenino casi siempre ha sido el degradado, pero la solución no es lo contrario.

—-

Por lo demás Tatum tiene un sitio en internet muy divertido y muy fashion, jajaja. En sus propias palabras:

I am Tatum Reed and welcome to my world of premium reality. A world where a stylish urban Episcopalian girl lives a jet-set life with a camera crew following her every move. I am the fashion maven, and narcissistic sexual connoisseur ready to present the next level of Pax American pornography. I remix my fantasy and yours for mass consumption. In the age of post-modern apocalyptic bliss, the theory of the leisure class has never been so attainable. At your fingertips awaits a world of decadence, debauchery, high fashion, and pop culture relevance.

Powhore: a new american dream

James Halon / Darren Capik

Creo que lo de Faludi puede esperar. Hoy vi esta noticia y me puso una sonrisa en la boca. Son estas las ocasiones en que me envuelvo de esperanza y pienso que después de todo mi país no es tan tercermundista.

Como siempre y especialmente ante este tipo de sucesos, he leído comentarios de todo tipo. Unos apoyando a Andrés y otros denostándolo. Como toda la gente que se precie se ser humana, puedo llegar a enervarme a grados muy altos cuando leo comentarios francamente fuera de lugar y sin el más mínimo nivel de coherencia.

Soy adoradora de la lógica y las ideas claras, de ser consecuente con las ideas de uno y de los buenos debates. Detesto las humillaciones, los insultos, la ironía y el debate de poca monta, ese que se vale de palabras soeces, de bajo nivel y de enunciados de ínfima calidad.

Más de uno al llegar a este nivel, ya me estará etiquetando en un partido, jajaja. Leyendo mis posts anteriores y sobre todo el de “Para documentar nuestra tristeza”, se da uno cuenta a que le tiro y quien soy. La realidad es más compleja que blanco – negro, oro – plata, frío – caliente, jajaja. Pero si en estos momentos me preguntan que sóy, quien soy… soy Tlazolteotl, feminista postcolonial, mexicana con pasaporte sueco, pertenezco al espectro que todos llaman izquierda, no creo en ninguna guerra, me impresiona el mito judeo-cristiano, me encanta cuestionar a un partido mexicano cuyas siglas es: PAN, no tengo hijos, estoy casada.

That´s rock and roll baby!

Este chamaco tenía que ir a recoger su premio, porque se lo merece. Que alcen la mano los que han hecho lo mismo que él.

Si él tenía ganas de decirle “Espurio” a Calderón, estaba en todo su derecho, ¿o que esperaban? ¿Que mejor se aguantara y buscara otra ocasión más oportuna para gritarle, tal vez la próxima vez que se encontrara con Calderón? Porque con eso de que uno se encuentra al presidente todos los días, jajaja. ¿O que querían? ¿Que le mandara una carta a Televisa y entonces si de la manera más respetuosa y de forma escrita, le mandara a decir a Calderón que era un espurio? A la mejor Loret de Mola, López Dóriga, Adela Micha o Ciro Gómez Leyva leían su misiva. Ya se, mejor que pusiera un letrero enfrente de su casa y pusiera: Calderón: Espurio.

Todos los paladines de la democracia, se ponen con los pelos de punta ante esto. No saben que están ante un verdadero acto democrático: el poder disentir de los demás y expresarlo con la palabra.

En mi experiencia escolar en este país, he visto como abiertamente los alumnos disienten de los maestros y a veces lo expresan de formas que más de un mexicano se sorprendería. Nada pasa, la primera espantada era yo y mi compañero chileno. Y eso que puedo preciarme de venir de una facultad muy contestataria. Varias veces he pensado hablar al radio e increpar al primer ministro sueco o a la ministra de integración, cuando estos se presentan en vivo en algún programa. He pensado en que podría decirles, en cómo podría cuestionarles su política de trabajo e integración a la sociedad sueca. No he tenido esa oportunidad. Lo haré, estoy segura.

That´s rock and roll baby!

Los que hicieron el show mediático como siempre son ellos con sus formas tan primitivas y tercermundistas de actuar, jajaja. El presidente hablando del 68, de la democracia y de la libertad y sus fuerzas policiacas le decían esto a los que disienten:

“[…] y les dije que quiénes eran, que si eran guardias presidenciales, y me dijeron ‘te vale madres’. Estaba muy nervioso y le pregunté a uno de los jefes que adónde me iban a llevar. Me dijeron: ‘te vale madres, te vamos a sacar de aquí y ahorita le hablamos a la PFP’; entonces metieron a tres guardias que no iban armados. Les preguntaba qué me iban a hacer, a dónde me llevaban, por qué me tenían detenido y ellos me contestaron: pregúntale a tu pinche conciencia”.

————————CHACOTEANDO——————————————————————–

Por cierto, ya en cuestiones “fashion”, alguien de imagen de la presidencia, le debe decir a Felo, cómo guardar la compostura y la investidura presidencial en público. Nada más lo increpa tantito un chavito y se pone bien nervioso, como que se pone más moreno y se hace más chaparrito. Le sale una sonrisita bien feíta. En reuniones internacionales le pasa lo mismo, es muy gris, nadie lo pela, como que ni sale en la foto.

——————————————————————————————-